jueves, 30 de junio de 2016

Reacción a la lectura (2): Harry Potter and the Sorcerer' Stone.

¿Cómo te va?

Sí, tenía que volver a hacer uso de esta sección y esta vez le ha tocado a Harry Potter porque me lo estoy releyendo en inglés y había olvidado tantas cositas (o soy tan friki con otras) que merecía pasar por Reacción a la lectura. No creo que haga la reseña de este libro, pero tenía que hacerle honor de alguna manera. 

Lo voy a poner bajo spoiler porque no me voy a morder la lengua en nada. Imagino que todavía quedará alguien que no haya leído Harry Potter.

lunes, 27 de junio de 2016

Reseña: La evolución de Calpurnia Tate.

¡Buenas y bienvenido de nuevo! ¿Cómo has estado? Sé que llevo mucho tiempo sin pasarme por aquí y que dije que intentaría hacerlo aunque fuera de manera intermitente. Pero, finalmente, no me dio tiempo y tuve que dejar un poco de lado la literaturo. Aun así, ya estoy de vuelta y esta vez, con el verano por delante, estaré al pie del cañón y tengo muchas cosas preparadas. Así que, sin más dilación, re-comencemos con una reseña.


 Título original: The evolution of Calpurnia Tate.

Autor: Jacqueline Kelly.

Editorial: Roca.

Fecha de publicación: 2010.

Páginas: 272.

Primera parte.


Reseña sin spoilers.

  

Para empezar diré que llevo con este libro en mi lista de pendientes desde hace mucho. Llamó mi atención cuando salió y tenía la esperanza de conseguirlo en la biblioteca poco después. Al final, como con todo se me acabó pasando y decidí de buenas a primeras que debía ser un libro demasiado infantil y, por tanto, lo desterré de mi lista de lecturas (o, más bien, lo coloqué en lo más bajo). Hasta que un amigo apareció diciendo que se lo había leído y que le había encantado. La historia con este libro no acabó ahí, por supuesto. Al principio fuí un poco reaccia y mi amigo me lo dejó. Empecé a leerlo entre exámenes, después de tenerlo entre mis manos un par de meses, con la excusa de que si era algo infantil, sería sencillo para esta época. Al final, solo leí unos capítulos y lo retomé un día cualquiera al acabar de exámenes. Me lo leí en un solo día (excepto los primeros capítulos ya leídos) y aunque sencillo, no es nada infantil como creía. 

La evolución de Calpurnia Tate es un libro sencillo y ameno, de lectura fácil y con una narración cercana y ligera que te hace volar sobre las páginas sin mucha dificultad. Y pese a su simplicidad, hay algo muy bonito y agradable en la pluma de la escritora. La narración no es para nada recargada y no tiene frases de esas que enmarcas en bonito en el corcho de la habitación o pones en cualquier lugar; sin embargo, tiene unas afirmaciones y sentencias maravillosas y unas reflexiones y planteamientos extraordinarios. Además, la protagonista es completamente entendible y se acaba volviendo muy cercana, lo que es un gran punto a favor. Al menos, para mí, que pocas veces consigo llevarme una impresión buena al cien por cien de los protagonistas. 

Calpurnia es una niña de once años (doce a lo largo de la novela) que tiene una mente avispada y ha nacido en el siglo equivocado. Sí, nos encontramos en el año 1899 (lo que me pareció muy curioso y despertó mi interés desde la primera página) y, por supuesto, la posición de las mujeres, incluso de las niñas, en aquella época poco tenía que ver con la que es hoy. Y, desde luego, la novela consigue hacértelo comprender, además de verlo con una claridad abrumadora. La niña está fascinada por el mundo natural y descubre en Darwin y demás grandes del momento un claro referente. La figura del abuelo, el capitán Tate, tendrá un gran peso en todo esto. El hombre, que trabajo duro durante toda su vida, ha comenzado a dedicarse al estudio erúdito ahora que está retirado y será el guía de Calpurnia en toda esta aventura.

Los personajes están perfectamente construidos, aunque el hecho de que Calpurnia tenga tantos hermanos acaba resultando confuso y solo consigues identificar de verdada dos o tres de ellos, los otros son nombres sueltos y confusos entre sí. Pero, en especial, lo que más me ha gustado de este libro ha sido la relación entre personajes. No solo la de abuelo y nieta que es absolutamente maravillosa (eso sí, me ha parecido un poco cliché, últimamente veo en la literatura relaciones parecidas, pero no tengo ni idea si fue a raíz de este libro o venía de antes), si no entre los distintos miembros de la familia y la gente de su en torno. Consigues meterte en la piel de Calpurnia y pisar la Texas del cambio de siglo.

¿Qué más? ¿Qué más? Para cualquiera con un poco de interés en la historia, la novela conseguíra tenerle con una sonrisita en la boca cada dos por tres por diversas referencias que hace, siempre muy bien colocadas y explicadas en su contexto. Y, por supuesto, uno de los platos fuertes de esta novela es el papel de la mujer. Todos tienen muy claro lo que Calpurnia debe hacer y debe querer, menos ella, que se escapa de los convencionalismos de su época y pretende romper por sí sola. He adorado sus reflexiones y me gusta mucho la manera tan clara pero a la vz tan sútil que tiene la autora para darnos en la cara con las injusticias que ve Calpurnia. Las estructuras sociales se ven a la perfección y llegas a sorprenderte realmente de cómo era todo aunque no lo supieras.

El libro ha conseguido ser un agradable descubrimiento y ya tengo preparada la segunda parte para ponerme con ella pronto. Lo mejor es que ha conseguido demostrarme y hacerme sentir un hecho que todos ya conocemos pero que, ahora, no creo que llegasemos a entender o ser plenamente conscientes de ello. Ahora sí, si esperas un libro lleno de acción y aventuras, este no es tu libro. La evolución de Calpurnia Tate es un libro pausada y relajado, un tanto de carácter costumbrista y, sobre todo, para reflexionar con lo que nos muestra. Me alegro mucho de que me lo recomendarán. ¿Y tú? ¿Lo has leído?


miércoles, 9 de marzo de 2016

Cuestión de tiempo.

¡Buenas!

Sí, sé que he estado muy desarecipada. Sí, sé que el ritmo del blog ha bajado totalmente. Sí, sé que tengo muchas entradas pendientes. Y, por ello, finalmente, me veo obligada a subir esta entrada (por mucho que lo he querido retrasar). En realidad es más bien un aviso: el blog sigue con vida pero su ritmo va a seguir tan disminuido como ahora (y como me gusta llevarme tanto la contraria a mí misma, no me extrañaría nada que de pronto volviera a la actividad del primer mes, toma ya). Tengo muchas cosas en mente, tengo muchas ganas y tengo mucha ilusión PERO lo que no tengo es tiempo. Prácticamente, ninguno. La universidad me ha absorbido, al igual que algunos asuntos personales. Me es imposible llevar mi meta semanal propuesta de: 2 reseñas + 1 book tag + 1 otro opcional. Imposible, ya lo he comprobado y no importa los malabares que haga. 

Por ello, solo quería avisaros de que, aunque trataré de estar por aquí, no voy a poder asomar mucho la nariz. Trataré de mantener al día los retos y otros proyectos en los que me he apuntado (porque no quiero dejarlos de lado, no, no) y acabaré de redactar las entradas que tengo a medias para poder irlas subiendo. Mi intención es pasarme al menos una vez a la semana por aquí, en lugar de posponer todo porque quiero subir cincuentamilcosas. ¿Hasta cuándo va a durar? Creo (y es un creo porque volveré tan pronto pueda tanto si digo antes como después) que marzo entero, y abril dependerá de si tengo éxito o no organizándome en marzo. 

Y eso es todo. Por el momento y haciendo un sumario rápido de estas semanas, me he leído Macbeth, estoy a puntito de acabar Escamas de Rachel Hartman (y le haré reseña antes o después, tengo pendiente subir reseñas de la lectura conjunta en la que estoy de todos los libros de Harry Potter y me ha vuelto a dar por la poesía. Las series las tengo un poco abandonadas y mi lista de peliculas se hace cada vez más grande. Creo que lo único que llevó más o menos al día mentira es el escribir. 

Uno de mis primeros pasos para empezar a organizarme mejor (o más bien no agobiar por tener muchos frentes abiertos en cualquier aspecto) es dejar de leer tantos libros a la vez e ir de uno en uno. ¿Alguna idea más para una buena organización? 

Besos y nos vemos prontito <3

sábado, 27 de febrero de 2016

Reseña: Seraphina.



Título original: Seraphina.

Autor: Rachel Hartman.

Editorial: Nocturna.

Fecha de publicación: 2015.

Páginas: 545.

Primera parte de la bilogía.

Reseña sin spoilers.
Lectura conjunta organizada por Dragonfly y Sumergidos entre libros.



Mi opinión sobre este libro se puede resumir muy rápido: TIENES QUE LEERLO. He releído el libro porque la segunda (y última, si no me equivoco) parte se ha publicado este mes (y ya estoy leyéndola) y no quería perderme ningún detalle porque tuviera algunas cosas borrosas o no me acordará bien de X. Y, como dije por twitter, la segunda lectura ha sido tan buena o más que la primera. Si te gustan los dragones; si te gustan los personajes bien hechos; si te gusta que todo tenga una buena explicación; y, en definitiva, si te gusta que todo lo que hace la novela esté vigilado muy bien: tienes que leer Seraphina. Para mí fue uno de los grandes descubrimientos del año pasado. De hecho, es que ni siquiera había oído hablar de él. Pase un día por delante de la librería y entré porque llevaba tiempo, me encontré con el libro (que, además, sorprendentemente tenía una rebaja asombrosa) y me llamó muchísimo la atención (tanto la portada como la sipnosis, y eso que la cubierta trasera está tan abarrotada que me dio hasta agobio). Quedan taaan bonitos los dos libros juntitos en la estantería y el interior es taaan maravilloso, que Seraphina se ha colado entre mis favoritos sin lugar a dudas.

La novela nos situa en Goredd, un país monárquico que lleva viviendo en paz con los dragones casi cuarenta años (el aniversario se celebra durante el transcurso del libro). Los dragones y los humanos han estado enfrantados durante muchos siglos por las tierras que, ahora, habitan los humanos pero los dos dirigentes firmaron un Tratado que ha mantenido la paz y el equilibrio entre sus pueblos. Sin embargo, todavía queda mucho por recorrer. Los dragones no están bien asimilados entre los humanos, de hecho, tiene que llevar distintivos para ser reconocidos como dragones (ya que toman forma humana), salvo que sean investigadores. Y, por supuseto, hay disidentes y gente en contra de que la paz se perpetue. Hasta aquí todo bastante interesante, pero común. Entonces entra en juego Seraphina, una semidragona, y, por como están las cosas en este mundo de locos, un monstruo y ser anormal. Seraphina es algo que no debería haber sucedido y, por eso, mantiene su naturaleza en secreto. Es fantástico como, con unos elementos bastante básicos y comunes en las novelas actuales, la autora consigue crear una historia maravilloso, un mundo alucinante y mantenerte detrás de cada página deseando llegar a la siguiente.

La historia personal de Seraphina es muy sorprendente y desde el principio conocemos su jardín de los grotescos. Seraphina vislumbra unos entes en su mente y cuida de ellos porque, de lo contrario, tiene visiones inesperadas. Esta parte puede ser un tanto confusa al principio. ¿Qué pinta una especie de vidente/visionaria en un libro de dragones? Al menos yo me lo preguntaba pero, al final, me ha gustado el toque de originalidad que le da esto a los libros. Aunque, también he de decir que todavía no comprendo muy bien esta parte. Espero que en el segundo libro se responda este por qué. Y si la historia propia de Seraphina, nuestra protagonista, ya es llamativa, más lo es todavía la historia general del libro. La situación política está tratada con mucho cuidado y consigue hacerla muy entendible. Además, las estructuras que crea la autora están perfectamente asentadas y son muy sólidas lo que le da una gran verosimilitud a la novela.

Porque sí, puedo creerme lo que pasa en Seraphina. Los personajes están muy bien logrados. Todos desde los más importantes hasta los menos tienen una psicología que les respalda y que no les hace ver cómo meras marionetas (salvo que lo sean, claro). Le doy muchos puntos a Rachel Hartman por haber conseguido que los personajes encajen tan bien en su mundo y por hacer que, realmente, parezca que pertenecen a él y son reales. ¿Mi favorito? Demasiados. Abdo fue una de las mayores revelaciones. Seraphina me gusta muchísimo como protagonista, me gusta que sea quién dirige todo pero no eclipse a los demás y, lo mejor, que no sea perfecta. ¡Oh! También están el príncipe Lucian y la princesa Glisselda, geniales ambos en sus posiciones. Y, por supuesto, Orma, uno de los dragones. ¡Me fascinan los dragones de este mundo! Adoré las diferencais que hizo la autora entre dragones y humanos. El hecho de que los dragones sean tan lógicos, tan cuadriculados, tan sin sentimientos me llama mucho la atención. Porque sí, estos dragones pretenden alejarse de las emociones humanos, que ven como el peor de todos los males. Y, por ello, me gusta mucho la contraposición y el choque de las mentalidades de estos seres alados con las del más común de los mortales. Desde luego, hay muchas escenas que me han hecho pensar y pararme a reflexionar lo que decían, y eran cosas tan simples que nunca me había dado cuenta.

Pero, sobre todo, destaco el mundo. ¡Está tan perfectamente creado! Puede que no sea mucho pedir (aunque yo lo veo más bien poco en la literatura actual) pero me gusta que si un libro no se desarrolla en la Tierra (y especialmente en un lugar conocido) se me describa a la perfección. Si no estás en un lugar real, entonces tienes que hacerlo sentir cómo si lo fuera. ¡Y vaya si Hartman lo logra! La religión que se ha montado, los sistemas políticos, sociales y monetarios, los distintos lenguajes, las diferentes procedencias de los humanos (se puede notar cuando alguien es de Goredd y cuando es un extranjero) y todo en general, fantástico. Me encanta esa sensación de creer que puedo pasearme por las calles de la capital goreddi. Y todos esos pequeños guiños que hay al arte me enamoraban cada vez que me encontraba con ellos.

Los personajes me gustaron, la trama me entretuvo y encantó y el mundo me fascinó. Lo mejor de todo es que hasta el final es bueno (iba todo tan bien que ya me temía que la autora la liase por alguna parte, pero no). Me podría pasar horas hablando de este libro, pero te quitaría tiempo de leerlo y descubrirlo por tí mismo. ¿Algún fallo? Es cierto que hay momentos en los que me parece que la narración aleja al lector (en el sentido de que parece que lo ves todo a través de un prisma de pronto y al rato siguiente vuelves a pasearte por algún paraje goreddi), me gustaría que profundizase más en algunos aspectos (porque tienen que estar en la mente de la autora para que todo se orqueste tan bien, pero a nosotros solo nos dan lo superficial) y,  a la editorial, por favor, no volvais a poner las letras del título con ese material, se desgata en un par de manoseos y tuve brillantina durante una semana en los dedos. Además, también me faltó un poquito más de romance, que la novela lo pedía y no hubiera estado forzado.

En definitiva, me cortó ya que me conozco y acabo dejando esto kilométrico, TIENES que leer Seraphina, tanto si te gusta el género como si quieres probarlo. Si te gustan los dragones, ve de cabeza a comprarlo. Si te gusta la fantasía, dale una oportunidad. Si quieres encontrar una buena lectura, consíguelo. Para mí merece la pena y mucho (tanto que no descarto incluso darle una tercera lectura). Sí, sí, estoy enamoradísima del libro, que le vamos a hacer (y espero que el segundo también, que estoy con él y de momento creo preferir el primero aunque me esté gustando).

Le iba a dar un 9 y esperar darle más nota a Escamas, pero viendo que no me va a gustar más que el primero: que Seraphina se lleve lo que se merece.

domingo, 21 de febrero de 2016

Minireseñas (I): El extranjero + Prom and prejudice + Antígona.

¡Hola! ¿Cómo estás? Han pasado muchos días desde mi última entrada, lo sé. La universidad me tiene demasiado absorbida, pero poco podemos hacer. Creo que ya podré seguir más o menos el ritmo que lleve en enero (algo más leve, aun así) y esta semana trataré de traer el Liebster Award y un par de Book Tag que tenía preparados.

Y ahora vamos con tres reseñas de libros que me han gustado mucho y quiero compartir.

8'5 de 10.
El extranjero de Albert Camus. 
El libro, al principio, no conseguía engancharme. La historia no terminaba de gustarme y me generaba bastante rechazo. La novela empieza con la muerte de la madre del protagonista y él es tan apático al respecto, actúa de una manera tan extraña e impersonal que no podía dejar de fruncir el ceño. Me disgutaba enormemente lo que leía. La manera de ser del protagonista no iba para nada conmigo y, aunque su manera de actuar podía tener cierta lógica, no me gustaba. Entonces, comprendí que era justo lo que Camus quería con esta novela. ¡Y vaya si lo ha conseguido! Plasma a la perfección esa sensación de vacio, de inmoralidad, de duda, de apatía que quedó en la época que el libro retrata. 


En cuánto descubrí la manera en la que había que leer este libro todo fue viento en popa. Lo disfruté mucho, me maravillé con la maestría del autor para narrar de esa manera que no es solo la historia lo que te hace sentir perdido y angustiado, si no que es la propia narrativa la que te impulsa a sentirte así. Cada uno de los pasos que da le protagonista le conducen al final y con la primera lectura de estos hechos, no apreciamos nada malo, nada que pueda tener una consecuencia. El protagonista actúa —ya es cada uno el que decide si está de acuerdo o no con lo que hace— y parece que no hay nada más allá. Pero el encierro en la cárcel (no es un spoiler, es lo básico del libro) le da una lectura muy distante a todo. Te hace ver cómo la interpretación de las cosas sí importa. Y el final es maravilloso. El último capítulo es el que más me gustó y lo volvería a releer sin dudarlo. Es tan intenso que te corta el aliento (o el alma). ¡Menos mal que no lo dí por perdido al principio!


http://d.gr-assets.com/books/1281991654l/8369681.jpg
8 de 10.

Prom and prejudice de Elizabeth Eulberg.
Este ha sido una relectura (aunque me parece que es la tercera vez que lo leo). Es otro retelling de Orgullo y prejuicio, mi favorito entre los que he leído. Es un libro muy cortito —lo que permite que te lo leas en una noche que estés un poco nostálgico, como he hecho yo— y muy intenso —resume y plasma muy bien la idea principal del libro de Austen—. Además, la maneta tan sencilla y bonita que tiene de escribir Elizabeth Eulberg no tarda nada en meterte en la historia y querer que sigas leyendo. La autora consigue que te enganches, que la historia te remueve algo por dentro (como hace ya Orgullo y prejuicio por sí sola). Es muy fiel a la obra original en lo que se refiere a la trama central y secundarias. Además, los personajes están bien conseguidos, aunque cambien algunos esquemas (Jane y Elizabeth no son hermanas, sino mejores amigas, por ejemplo).

El libro es bastante cercano y consigue traer la historia de la época de Regencia a la actualidad. No es una gran obra, ni va a pasar a la historia, es tontería engañarnos. Pero es muy bueno y se disfruta mucho (y para mí esta es una de las dos razones que hace bueno a un libro). Que un libro consiga tenerte leyendo de la primera página a la última sin parar e, incluso, tratándose de una relectura no se encuentra todos los días. Y, mientras que es una obra que atraería a cualquier fan de Austen, también sirve perfectamente para cualquiera que no se haya adentrado con Orgullo y Prejuicio. Es una historia muy fresca, bastante divertida y perfecta para subirte el ánimo. La única pega que le pongo son esas escenas un tanto inverosímiles y la rapidez con la que sucede todo (más bien el ritmo de la novela, no la cronología interna del libro). Si buscais algo ligero y de romance no pasteloso, yo os invito a leerla. (Y si tenéis más tiempo, id a por Orgullo y prejuicio, directamente).


9'5 de 10.
 Antígona de Sófocles.
Maravilloso, simple y llanamente espectacular. Me gusta mucho la tragedia griega y llevaba mucho tiempo queriendo leer este libro —y si no me lamento por no haberlo leído antes es porque sé que no lo hubiera entendido como lo he hecho ahora—. En Antígona vemos como confrontan dos ideas titánicas: seguir las leyes o seguir tus propias creencias. Cada personaje está puesto para representar un ideal concreto y hacerlos chocar. La tragedia tiene una fuerza abrumadora, te sacude mientras lo lees y todavía te agita después de haberla leído. Y, lo mejor de todo, es que pese a que este libro fue escrito hace siglos, trata temas muy actuales.

¿Qué ocurre en Antígona? Se nos presentan los dilemas a través de un caso muy singular pero bien colocado: se prohibe que el hermano de Antígona sea enterrado porque murió de manera poco honorable y justa, pero las leyes de los dioses y las costumbres dicen que hay que enterrar a un familiar (y el propio sentimiento fraterno, vamos). Por supuesto, Antigona es una mujer segura y dispuesta a hacer lo necesario para cumplir con ella misma y con los suyos, sin importar que esta ley haya sido dictada por su tío Creonte. El personaje de Antigona me gusta e, incluso, el de Ismene (hermana de Antigona), pero, sin duda, mi favorito ha sido Creonte, un claro exponente del dura lex sed lex y que, en realidad, solo trata de hacer lo que cree mejor para el pueblo. Además, Creonte nunca quisó ser dirigente y verlo actuar después de todo y la manera que tiene de hacerlo (junto a sus errores, obstáculos propios y flaquezas), me lo hacen muy atractivo, muy humano. Lo único que me fastidio fue su brevedad, pero es una tragedia griega y no se le puede pedir más. La polémica que trae sobre temas como la familia, el deber, las reglas y el destino me han absorbido y aquí me tenéis con él en la mano para releerlo otra vez esta semana. Además, dado que Antigona está unido a Edipo Rey y Edipo en Colono, me leeré los otros en cuanto caigan en mi poder. Y ya me he prometido empezar a leer más tragedia y comedia clásica. ¡Qué mentes tenían los antiguos!


Y esto es todo por el momento. ¿Has leído alguno de los libros? ¿Qué te parecen?

lunes, 8 de febrero de 2016

Reseña: Hyde.



Autor: David Lozano.

Editorial: Alfaguara.

Fecha de publicación: 2014.

Páginas: 344.

Autoconclusivo.

Sipnosis {Click} 

Reseña sin spoilers.




Elegí este libro porque me llamaba la portada, más que nada. Luego, leí de que iba y me interesó. No suelo leer novelas de misterio y muchos menos de miedo, pero este año me he dicho que voy a probar cosas nuevas e investigar más allá de mis fronteras habituales. Por eso, aviso desde ya que Hyde es la primera novela de misterio/terror que leo desde hace muchísimo tiempo (creo que casi desde los primeros años de instituto) y, por ende, lo que a mí me ha podido parecer muy bueno en este género, puede no serlo para alguien aficionado.

El libro comienza con un grupo de chicos seleccionados por su profesor para pasar por un experimento relacionado con la lectura y lo subliminal. Desde que me hablaron del material subliminal, tengo que coger cualquier cosa que hable de él. Es algo que me resulta muuuy curioso y fue, posiblemente, el por qué acabé cogiendo un libro que prometía ponerme los pelos de punta. Me gusta mucho como está planteada esta parte de la trama y todo lo que se va descubriendo de ella. Es bastante sencillo, en realidad, pero tiene mucho peso en los sucesos del libro. A la vez, el libro empieza en otro punto dónde un inspector se encuentra la escena de un crimen. Es evidente desde el principio que todo está relacionado pero la historia tiene que avanzar bastante para adivinar la auténtica importancia que tiene el asesinato —pese a que en cuánto sabes a qué se dedicaba el muerto, la implicación está bastante clara—. Y, por supuesto, está no va a ser la única muerte del libro.

La parte de misterio del libro no se mantiene durante mucho tiempo o, al menos, no para mí. La intuición que te asalta en los primeros capitulos cuando la trama comienza a correr es la que se demuestra correcta al final de la novela. Y eso me ha decepcionado un poco. Esperaba un giro de tuercas, un final sorprendente y que no me había imaginado (pero dentro de la lógica que se ve a lo largo de toda la historia). Pero no. El misterio es más bien una espera para que te lo confirmen y el final es muy precipitado. A pesar de todo, tengo que reconocer que el último capítulo del libro (posiblemente, era el epílogo) me gustó mucho y sí que me sorprendió, aunque ya no revelase nada nuevo. Pero si vais buscando un libro que os deje sin aire cuando todo se descubre, este no es vuestro libro.

Mis altas expectativas sobre el misterior final no eran porque me hubieran hablado bien del libro, si no por las escenas y acontecimientos que nos iban narrando. El libro es bastante cruento y algunos de los pasajes que dibuja el autor a mí me tuvieron comprobando por encima del hombro las noches que lo leí. La hipótesis que plantea, la crueldad y el poder tan destructivo que tienen esos mensajes subliminales, me hicieron sentir bastante incómoda e impotente. ¿Y si fuera posible? Sí, me pasé la mayor parte del tiempo pensando lo malo que sería que el proyecto Hyde se hiciera real que siguiendo la trama del libro. Pero es por una razón muy sencilla. La parte central del libro se podría haber resumido muuuucho. Quizá, es que prefiera el género policial al de suspense —siempre estaba deseando que salieran las partes del inspector— pero la parte media del libro por muy bien que esté conseguida en algunos diálogos, exposición de personajes y ponerte los pelos de punta no aporta nada.

En cuánto a los personajes, mi favorito ha sido Álvaro y se ha colado en mi lista de personajes favoritos de este año —incluso, cuando estamos a principios y es difícil afirmalo todavía—. Sin embargo, el personaje que narra principalmente (porque hay cambios de narración para aumentara la tensión de allá para cuando y en momentos clave) no me ha gustado. Hugo no terminaba de convencerme como personaje, se ha quedado en un personaje que prometía. De los demás solo puedo decir que me ha confudido el hecho de que algunos personajes estuvieran tan bien definidos y construidos y otros fueran planos y un tanto incoherentes. No descartó volver a leerme algo de David Lozano porque me ha gustado su manera de escribir y creo que tiene bastante potencial al crear tramas y contenido, aunque no será pronto. Como dato adicional, el momento en el que se dijo el por qué el proyecto Hyde se llamaba así me enamoró, y eso que ya había pensado que podría tener algo que ver.

Es un libro que tenía muchos puntos a su favor para ser bueno, pero no termina de llegar a ser. Si estás buscando una historia de miedo ligerita y no demasiado terrorífica, puede ser tu lectura. Lo que más merece la pena son algunos de sus personajes y cómo se enfranta a los sucesos tan bien orquestados. 



lunes, 1 de febrero de 2016

¿Qué pasó en enero?

¡Buenos días y feliz mes de febrero!

Esta entrada será cortita pero intentaré hacerla todos los primeros de mes. Desde que sigo blogs he visto que la gente hace un seguimiento de los libros que leyó y otras cosas el mes anterior. Me gustó tanto la idea que decidí que yo también lo iba a hacer. ¡Y aquí está la entrada!


Libros leídos.
En el mes de enero he leído un total de seis libros. Teniendo en cuenta el reto de sesenta libros que me he puesto para este año, he cumplido. Además, me sorprende que lo haya hecho teniendo en cuenta que ha sido el mes de los exámenes y no había demasiado tiempo. De los cinco primeros tienes reseña: Cumbres BorracosasEl sermón de fuegoLa maldición de las musas, Botchan y Despierta. De El extranjero de Camus no voy a hacer una reseña extensa, sino que lo subiré junto a otros libros con reseñas más cortitas (cuando tenga un par para poder hacer entrada). Aun así, ha sido una lectura muy interesante.

Si tengo que destacar algún libro como mejor lectura (o el que más me ha gustado tener entre manos, porque yo para esto de elegir categorias tan concretas soy un caos de indecisión) del mes creo que sería Cumbres Borracosas. Y, puede, que también El extranjero, pero me lo he acabado hace tan poquito que no lo puedo ver con perspectiva. Sea como sea, considero que ha sido un buen inicio de año, si nos referimos a lecturas.


Mangas leídos.

No he leído nada de manga este mes. Nada salvo el último capítulo de Ataque a los Titanes, el 77. Estoy tan enganchada y me es tan imposible resistirme a mirarlos cuando salen, que leo los capítulos online según los saca Isayama y, luego, me los voy comprando con tranquilidad. ¡Vaya capítulo! Solo puedo decir que todavía tengo muchos feels y que ha sido uno de los capitulos que más me han dolido. Mucho.

De anime no voy a mencionar nada porque no he visto absolutamente nada de anime este mes. Por ello, mi propósito para febrero será echarle un ojo alguno nuevo y buscar también un nuevo manga al que engancharme. ¿Tienes alguna recomendación de manga o anime?


Películas vistas.
Mi intención de meterle caña al cine no se ha cumplido este mes, solo he visto dos peliculas. Espero que febrero, mes de los Goya y de los Oscar, consiga ponerme delante de la gran pantalla más veces. Las pruebas es la segunda parte del Corredor del Laberinto y me ha gustado más la segunda pelicula que la primera. He de decir que no me he leído los libros y todavía estoy decidiendo si hacerlo antes de que salga la tercera entrega.  Salvo el final que no me convenció demasiado para el ritmo que había llevado toda la pelicula, esta me ha enganchado tanto como la primera y me gusta mucho lo que estamos viendo. Desde luego, me ha animado mucho más a tratar de hacerme con los libros. ¿Qué me recomiendas? ¿Es una buena trilogía para leer?

A Perdiendo el norte llegué por casualidad y, de hecho, no iba a verla. Sin embargo, fue toda una revelación. Me gustó bastante, aunque no es una gran pelicula. Lo mejor es la crítica que hace, tan cruda y real. Una parodia muy fiel y el tono feliz, pese a todo, de la pelicula consigo entretenerme muy bien.



Series seguidas.
Este mes está partido en series viejas y series nuevas. Acabé la segunda temporada de Peaky Blinders y sólo me quedan muchas más ganas porque estrenen la tercera. Fue todo un descubrimiento esta serie y la verdad es que el protagonista me encanta. Todos los personajes, en realidad. Ellos y la ambientación es lo más fuerte que tiene. Por otra lado, Teen Wolf y Reign han vuelto después del parón. De momento, esta segunda parte de la quinta temporada de Teen Wolf me tiene mucho más enganchada que la primera parte y tengo muchas ganas de ver cómo acaba la cosa. Sobre Reign, me la estoy tomando con mucha calma. No la llevó al día exactamente pero muy cerca y, la verdad, es que quiero ver si se nota un gran cambio después de los últimos acontecimientos o piensan seguir en la linea de siempre (cosa que haría que la vaya postergando cada vez más). 

Y, ¡sorpresa! He empezado a ver Breaking Bad llevó solo un par de capítulos de la primera temporada, así que, solo me estoy metiendo en escena pero me tiene muy trastocada la serie. No puedo decir mucho más. ¡Cazadores de Sombras está aquí! Soy bastante fan de los libros de Cassandra y, aunque sus cosillas malas malísimas tiene la serie, la verdad es que estoy muy picada. Una vez que te das cuenta que la serie no va a ser una copia de los libros y abres un poquito a veces mucho la mente, la disfrutas. No creo que vaya a ser una serie revelación, ni la mejor del año ni de lejos, pero es muy entretenida y a mí, al menos, me tiene en la pantalla en cuánto está el capitulo. Si no pienso demasiado en los libros (solo para lo fundamental y varios guiños), me gusta mucho el aire que le han dado. 

Pero lo importante de este mes es que ¡Black Sails ha vuelto! Creo que es mi serie favorita (y si no lo digo con total seguridad es porque me cuesta horrores elegir un preferido en cualquier asunto) y lo que parece que va a traer esta temporada me tiene contentísima Barbanegra is coming. Si no has visto nunca Black Sails, la serie está planteada para ser la precuela de La isla del tesoro de Stevenson (aka mi libro de aventuras preferido, este sí que está hasta enmarcado como favorito), es decir, el capitán Flint y su tripulación (hooola, Billy y Silver) fueron el centro de la serie al principio (también habría que saludar al tesoro del libro, claro); luego ya esto ha cogido unas magnitudes alucinantes. Además, plasma la piratería y el problema que supuso para los países de una manera fantástica. Los escenarios son maravillosos y los personajes están muy bien conseguidos (solo le critico una chispitina los diálogos). Podría pasarme horas hablando de Black Sails (por Dios, si me vi la primera temporada tres veces, llamadlo obsesión, si queréis). Lloro de la emoción porque haya vuelto. 

Y este ha sido mi enero. ¿Cómo ha ido el tuyo?
 

domingo, 31 de enero de 2016

Book Tag (2): El cuerpo humano I.



¡Buenas, buenas! ¿Cómo estás? Hoy por ser domingo traigo algo más ligerito. He decidido que, para acabar el mes, iba a hacer un book tag y he elegido este entre los varios que tengo mirado. Este book tag lo voy a partir porque me parece que se hacen un poco largos con tantas categorías, así que cinco para hoy y cinco para dentro de muy poquito. Yo lo encontré en Libros Encantados y según he visto el lugar original de dónde salió ya no existe.

Sin más dilación, ¡vamos a ello!



      Apéndice. Un libro que ni me gustó ni me disgutó.
El maravilloso Mago de Oz de Lyman Frank Baum. Me lo leí el verano pasado con unos amigos y, aunque la experiencia fue buena por poder poner en común la lectura, no me pareció nada del otro mundo. No he visto la película del Mago de Oz y solo conocía algunas cosas por encima (vamos, todo el mundo ha oído hablar de Dorothy, Toto, la casa volante, algo verde y las brujas pero encajarlas me costaba horrores), por lo que, fue prácticamente acercarme a la historia desde cero. No me parece un mal cuento y hubo algunas escenas que me llamaron la atención pero tampoco sentía la necesidad de leerlo a cada instante. De hecho, si me lo leí rápido fue para poder pasar al siguiente. Por esta categoría se queda pues.


     Boca. Un libro del que todos hablan.
Palmeras en la nieve de Luz Gabas. La película acaba de salir y todo el mundo está como loco con ella, por lo que, todos quieren leerse el libro. Al menos, así está siendo a mi alrededor. Desde que salió la película es raro que pasen tres días sin que escuche a alguien hacer referencia a él (tanto al libro como a la filmación). ¿Personalmente? Me han dicho que el libro está bien y a mí me gustaría pero me tira un poco para atrás, no sé por qué. Creo que, al final, le acabaré dando una oportunidad en algún momento pero no está entre los primeros de mi lista.



    

     Hígado. Un libro gordo.
El temor de un hombre sabio de Patrick Rothfuss. Hay otros tan largos o más que este pero es uno de lo que más gordos recuerdo porque siempre rechinaba los dientes cuando me ponía a leerlo tumbada en la cama. Lo tengo en versión de bolsillo (me encanta las ediciones de tapa blanda y manejables) y ya se me dormían los brazos de sostenerlo en alto para leer tumbada. No quiero ni imaginar como será con la versión más gorda y pesada del libro. Además, con lo grandote que es,  el lomo se ha visto muy marcado y me da mucha pena. Esta categoría va para él aunque ha rivalizado muy de cerca con algunas novelas de Ken Follet. 



     Pulmones. Un libro vital en mi vida.
Brisingr de Christopher Paolini. Soy muy, muy, fan de la saga del Legado. Y a ella se debe el inicio de mi amor por los dragones. Actualmente, me leería cualquier cosa que cayera en mis manos sobre estas criatura mitológicas y me tienen absolutamente fascinada. Pues bien, el pistoletazo de salida lo dio esta saga. ¿Por qué el tercero? Entre el segundo, tercero y cuarto no sé muy bien nunca cuál elegir; con el primero tengo una cosa extraña, por lo que, nunca rivaliza con ellos (vi la pelicula y, luego, empecé a leer desde Eldest, el segundo; el libro de Eragon no me lo leí hasta que hice una relectura de los libros). Y si he optado por el tercero es porque cuando salió yo ya estaba enganchada a la saga y estaba espernado por él. Además, fue un regalo que no esperaba que me dieran y guarda un lugarcito muy importante en mi corazón. Así que, por todo lo que he dicho y más cositas el Legado es una saga vital en mi vida y este ejemplar, posiblemente, el que más. 



Uñas. Un libro que cuido mucho.
Shingeki no Kyojin. Birth of Levi. Tanto el tomo 1 como el tomo 2. Descubrí Ataque a los Titanes el año pasado y me volví totalmente loca por él. Creo que es una de las historais con las que más he fangirleado nunca. Además, me chocó muchísimo porque hasta entonces no me gustaba el manga (o, más bien, no le había dado una oportunidad). Los tomos de Birth of Levi fueron los primeros manga que compré y los guardo como si fueran oro. Les tengo un cariño inmenso y los trato muchísimo mejor que cualquier otro libro. Esta categoría no he tenido ni que pensarla. ¿Sabes ya cuál es mi personaje favorito de Ataque a los Titanes?



¡Esto es todo por hoy! La verdad es que la categoría de Uñas he estado a punto de boicotearla (si no fuera porque me permite poner una imagen de Levi ♡ en el blog) porque yo no cuido mucho mis uñas, todo lo contrario, las muerdo hasta la saciedad. Así, como dato random. ¿Y tú? ¿Coincides con alguno? ¿Qué libro colocarías en cada categoría? Espero que hayais tenido un buen finde y la semana empiece con fuerzas :3

viernes, 29 de enero de 2016

Reseña: Despierta. Across the universe.


Título original: Across the universe.

Autor: Beth Revis.

Editorial: SM.

Fecha de publicación: 2011.

Páginas: 524.

Primera parte de Across the universe.

Sipnosis {Click} 

Reseña sin spoilers.



Me leí este libro hace varios años, más o menos cuando salió. Y llegué a leerme el segundo libro (o eso creo porque recuerdo más cosas de las que han pasado en este). Sin embargo, con esto de que las sagas tardan tantísimo en llegar, al final, nunca me leí la última parte. Tanto porque se me fue olvidando un poco la historia y no me gusta perderme detalles por eso como porque no supe mucho de él. El caso es que me tope con la trilogía por ahí (ahora no recuerdo si fue en un blog o youtube o curioseando por alguna libreria o qué) y decidí acabar la trilogía porque tengo buenos recuerdos de ella. Pero, no quería meterme con el tercer libro cuando solo me acordaba de cosas sueltas de la trilogía, así que, decidí volver a empezarla.

La historia nos sitúa en una enorme nave espacial que está atravesando el espacio de camino a un nuevo planeta habitable que está a 300 años de la Tierra. La idea ya me llamó la atención en su momento, cuando las novelas de ciencia ficción o todo lo que tuviera que ver con el espacio no me hacían mucha gracia. Ahora, que sí llaman mi atención, la situación me parece muy atractiva. Quiero decir, he visto muchas cosas de gente a punto de irse o llegando al nuevo hogar pero, ¿en mitad del viaje? Quizá es que no ha caído ninguno así en mis manos pero yo fue el primero que me encontré y me sigo encontrando. Además, la manera que tiene de funcionar la nave me parece muy curiosa. Casi todo el mundo son productores (o alimentadores como los llaman en el libro) y hay algunos científicos que se encargan de los avances y demás cosas. Además, tenemos a Eldest y Elder (gobernador y sucesor) al mando de la gente de la nave (porque no se encargan de conducirla eso lo deja bien claro a lo largo del libro). Lo que me sorprendió es que solo hubiera un médico. Sí, vale, tiene enfermeras (aquí llegué a preguntarme por dónde estaban los enfermeros pero es un pensamiento random) pero, ¿solo un médico para casi 2.500 personas? Sé que tiene su sentido, la autora lo hace a propósito y lo explica pero me sigue pareciendo una barbaridad. Y ese hospital dirigido por Doc esta lleno de gente loca (enseguida nos damos cuenta que su creatividad e imaginación es su locura) y mayores que ingresan. El ambiente del hospital y lo que realmente significa (al menos yo veo una gran llamada de atención de Beth Revis sobre esto y una critica a nuestra sociedad) me han encantando, pese a que también me parece que Revis se ha subido un poco pero bueno.

Lo que me fastidió en su momento y sigue haciendolo hoy es que no sé por qué han abandonado la Tierra. ¿Qué ha pasado? ¿Por qué si saben que no van a tener contacto con la Tierra —hola, trescientos años de viaje, eso es irse para no volver— se largan? ¿Qué ocurrió en la Tierra? No tengo problema en que, simplemente, la autora hubiera dicho que estaban de viaje y ya está. Pero habla de la Tierra y a mí no me parece que las cosas vayan tan mal por lo que dice (sí, vale, parece que hay una fuerte presión fiscal y falta de recursos) pero no hay nada de destrucción. No me parece que los que se han quedado en la Tierra puedan beneficiarse de ese viaje y, más o menos lo que se intruye, los que se han mandado son casi todo militares y científicos. ¿Es una simple aventura? ¿Por qué? Espero que sea algo de lo que nos enteremos al final (imagino que en el tercero porque no lo recuerdo del segundo).

El principal problema del libro viene cuando Amy despierta. La peculiaridad de esta nave es que hay gente congelada que viaja en la nave desde la Tierra hasta el nuevo planeta (que llaman Planeta y otro nombre pero se me quedó, ¿Tierra Centauri?) y gente que entro en la nave y vive realmente en ella, es decir, hay generaciones que han muerto en esa nave. La idea de nace dentro de la nave y no ver nada más que esa estructura y la extensión esa (que por muy grande que sea no es tanto) está muy presente en el libro (y lo repiten hasta la saciedad) pero, realmente, a mí la idea me agobiaba. Sobre todo, ¿qué llevaría a una persona a meterse en la Tierra en esa nave sabiendo que va a morir en ella y sus hijos, nietos y descendientes también. El libro plantea muchos problemas morales —no digo que los resuelva, al menos, no en lo que he leído— pero ahí están y te hacen pensar mucho. Ya no solo el problema principal que parece ser que Amy haya despertado antes de tiempo y que sus padres sigan congelado, si no también que la nave realmente tiene problemas por mucho estén enmascarados y todos empiezan a verse poco a poco. En cuanto empiezas a leer sabes que algo va mal, que todo es muy raro y sí, Amy, te lo va decir más de una vez; sin embargo, no me importó que ella te dijera lo evidente porque no es la única narradora, unos capítulos son desde el punto de vista de ella y otros desde el de Elder, por lo que, es muy interesante ver el choque de pensamientos entre ambos. El libro es abrumador por que te hace sentir dentro de la nave y eso conlleva a que de verdad te fijes en lo que está pasando y reflexiones. Sé que las situaciones no son muy cotidianas pero se pueden extrapolar facilmente. 

Lo que sí me echa un poco para atrás de este libro es el amor instántaneo, no es un spoiler contarlo: Elder desde la primera página ya tiene a Amy como una diosa. Al menos, Amy no es tan así y, la verdad, la trama no gira tan en torno al amor. Sí, gira alrededor de ellos —porque están metidos en todos los ajetreos— pero hay vida más allá. Y eso es lo verdaderamente interesante. Sobre el misterio y las sorpresas en este libro, la autora no te las esconde pero tampoco te las cuenta de buenas a primeras. No puedo decir si está bien conseguido en ese aspecto o no porque esas cosas más o menos las recordaba (o las recordé mientras leía) y no soy muy objetiva al respecto. 

Despierta me gustó mucho en su momento y me ha vuelto a gustar, es cierto que ahora le veo más fallos que antes pero aún así que una relectura me tuviera tan enganchada es un gran punto a su favor. Creo que es un libro del que cualquiera podría disfrutar porque quieres saber qué ha pasado y qué está pasando y tiene muchas cosas que contar. Por mi parte, ya tengo la segunda parte preparada para cogerla pronto. A ver si consigo acabarme la trilogía en febrero y no lo voy dejando por leer otros libros. ¿Y tú? ¿Has leído el libro o la trilogía entera? ¿También te dio que pensar? ¿Conoces algún libro que se situe en una nave espacial en viaje?


miércoles, 27 de enero de 2016

Reseña: Botchan.




Título original:  坊っちゃん (si sabes leerlo, cinco puntos para tí).

Autor: Natsume Sōseki.

Editorial: Impedimenta.

Fecha de publicación: 2008. (Original: 1906 en una revista.)

Páginas: 234.

Reseña sin spoilers.




Llegué a este libro porque fue mi primer ejemplar de mi reto personal y tuve que elegir entre este y otro. Al final, me decanté por Botchan porque me gustó la portada y me llamó la atención que en la biblioteca tuvieran literatura japonesa (es una biblioteca no muy grande y no me esperaba algo así). Y, sin duda, fue una buena elección y me alegró mucho de haber optado por él. Aun así, este libro me tiene un tanto confundida y todavía no sé que pensar de él.

No sé cómo catalogarlo. Está bien, sí, pero tampoco me ha parecido la gran cosa. Me ha gustado más de lo que podría haber pensado (lo elegí porque iba a ser de otra cultura distinta) y, de verdad, tiene muchos mensajes sútiles y entre líneas con son verdades soltadas a la cara. Y eso es lo mejor del libro. Sin embargo, por lo demás, la historia es muy sencilla, el personaje te hace tirarte de los pelos cada dos por tres (y eso es precisamente lo que pretende el autor, así que, más que conseguido) y no hay nada de acción (no, darse mamporros no es acción, lo siento, Botchan). No es un mal libro, de hecho, me ha gustado y me ha parecido muy interesante; además, me ha hecho pensar. Pero no me ha descubierto América, ni creo que volviese a leerlo. Porque sí te hace pensar, te hace darte cuenta de las cosas y lleva toda la razón del mundo en muchas de esas cosas que te deja caer como quién no quiere la cosa; pero, en realidad, nada de lo que dice es nuevo y son verdades que cualquiera puede llegar y decirte con un poquito que se paré a pensar (y, eso que posiblemente la maestría de este libro sea conseguir que te des cuenta de todo lo que pasa delante de tus ojos de la manera más sencilla y común posible). Y, por todo esto, tengo muchos sentimientos encontrados. Creo que es un libro muy bueno, tengo muchas ganas de leer algo más del autor y, de verdad, creo que si se le da una lectura profunda se puede aprender algo de él; pero, a la vez, me ha resultado tan infantil, tan soso y tan común, que ya no sé si quiero creer que es bueno o, bien, es realmente bueno por conseguir calarte sin que te des cuenta. Lo que está claro es que si pretendes leerlo que no sea porque bah, sí, venga, este mismo o porque alguien te obligue hacerlo. Tienes que ser consciente de lo que vas a leer y tienes que saber con lo que te vas a encontrar. No pretendas evadirte con este libro, porque no te vas a evadir. Tu cabeza va a darle mucha vueltas a las cosas sin apenas darte cuenta y no será raro que la pregunta ¿por qué narices sigo leyéndolo? te invada un par de veces a lo largo de la lectura. Pero es eso, al final, sigues leyendo y sigues sorprendiendote.

Tiene frases muy buenas y aprendes bastane curiosidades básicas sobre el japón de la época de Sōseki. La verdad es que he aprendido un par de palabrejas y he aprendido a diferenciar un par de conceptos que yo tenía por iguales (gracias, cine y televisón, gracias). Los personajes son la mar de curiosos y, he aquí otra de mi confusiones respecto al libro, todavía no he decidido si son personajes planos que tienen suerte o personajes complejos que se nos presentan como sin fondo. Me da la sensación de que el autor lo trabajó todo mucho, tantísimo que nos ha ofrecido la historia de la manera que la ofrecería el propio protagonista. Porque sí es tan sencillo, tan lógico, todo es tan fácil para él que a veces te sorprendes. Le queda perfecta la frase de bueno, tonto. Botchan significa niño mimado y, por supuesto, hace referencia al personaje. En el sentido de ven aquí que te van pegar más que de niñato insoportable (aunque tenga sus muchos momentos). Lo realmente bueno de Sōseki es que te saca la venda de los ojos cuando parece que la llevas puesta durante todo el libro. Y tiene sus momentos divertidos (prácticamente, por lo absurdo que llega a ser la situación y, otras, porque podría estar pasándole al vecino de al lado). Otra cosa que me ha gustado mucho es como vende el trabajo de profesor. Es la primera vez que me encuentro con un libro que lo hace ver como un infierno y da razones de por qué. Es decir, hasta ahora me había topado con libros que ponen el oficio por las nubes y te muestran todas las actividades que lo hacen un empleo feliz. O me había topado con libros que hablan de profesores amargados o hastiados que crítican su trabajo pero nunca te dan un por qué serio o profundo. Sōseki sí y, aun así y por mucho que dice, no te tira para atrás. Te pone la realidad delante de la cara como hace con todo. Cada injusticia, vicio o aprecio está ahí y te la describe y muestra tal y como es. La sensación que tenía mientras leía el libro es que no estaba leyendo algo de ficción, algo que hubiera salido de la cabeza de alguien, sino que, más bien, leía una crónica o una experiencia (que su parte de ello tendrá ya que dicen que está inspirado en una fase de la vida de Sōseki). Si te paras a analizarlo, es un buen libro; si solo pasas por encima, es aburrido y un desastre. El problema reside en que es tan sencillo caer en una cosa como en la otra.

Aun así, con todo, lo recomiendo. El que suelte cosas tan sencillas de esa manera a la cara y te haga plantearte algunos detalles me ha ganado. Es una historia muy simple (un profesor que se muda a una región mucho más rural, teniendo en cuenta que venía de Tokio, y tiene que hacerse a la vida y oficio allí) pero está muy cuidada y tiene muchos detallitos que te hacen querer seguir. Y me gustó mucho que el protagonista le pusiera motes a todos los demás profesores y sus momentos de berrinches. Es curioso ver a un niño en el cuerpo de un adulto y, quizá, hasta nosotros mismos pasemos por esas etapas en momentos señalados de nuestra vida. Le doy un 6'5 al final porque por algunas cosas le pondría un 5 y por otras un 9.

domingo, 24 de enero de 2016

Reseña: La maldición de las musas.



Autor: Javier Ruescas.

Editorial: Versatil.

Fecha de publicación: 2010.

Páginas: 448.

Segunda parte de Cuentos de Bereth.

Sipnosis {Click} 

Reseña sin spoilers.
Pero podría tener datos del primer libro.



Para empezar tengo que decir que con este libro he hecho trampa y no está del todo leído en 2016. Me lo empecé en noviembre (?) del año pasado y lo deje abandonado o iba leyendo capitulos cuando no tenía otra cosa empezada. No fue hasta que estuve en mitad de exámenes y me dije que no podía empezar otro libro y engancharme salvajemente, cuando decidí darle el empujón final.

Creo que la razón por la que me cuesta tanto conectar con este libro son los personajes. En realidad, todos me atraen y llaman mi atención pero no terminó de sentirme segura a ninguno. Duna, la protagonista, me sigue pareciendo tan lejana como en el primer libro, es como si tuviera una forma etérea. Es un personaje que me da la sensación que si tuviera delante y alargase la mano, se borraría en el aire. No sé. Es una sensación muy extraña la que me provoca. Por su parte, Adharél sí me gusta pero me parece un personaje en potencia más que un personaje que este desarrollado. De hecho, de los dos libros los personajes que más han llamado mi atención han sido los secundarios y los que aparecen por primera vez en este libro me han resultado fascinantes, en especial, las gemelas. Creo que son los únicos personajes que realmente veo bien desarrollados. Me gusta su historia, su personalidad y la manera que tienen de actuar. Me las creo y conecto con ellas. Los demás, me son bastante efímeros.

Sin embargo, y frente a sus personajes, la ambientación de los libros me tiene totalmente atrapada. Me encanta lo que Ruescas ha creado. El Continente y cada uno de sus reinos y parajes son llamativos y casi —por no decir del todo— más tangibles que sus personajes. Todo ese amasijo de reinos que están unidos y a la vez enfrentados, los lugares perdidos y ocultos del Continente y sus diversas gentes. El mundo es muy real y, realmente, merece la pena. Más todavía en este libro que empieza a cobrar muchísima más fuerza. Porque sí en La maldición de las musas, como suponíamos desde el final de Encantamiento de luna vamos a ver diversos lugares y reinos. Es alucinante lo trabajado que está la historia de cada reino y su peso en la historia. Eso es otra cosa que hay que concederle al autor: si te muestra una cosa, es porque tiene que estar ahí. No da información que no te vaya a servir para nada. Tú esperate, que antes o después descubrirás porque ha enfocado aquí o allí. Y eso es a.lgo que valoro mucho en este libro, porque no se va por las ramas y consigue crear mucho más allá de una trama principal. Y, personalmente, soy una fan incondicional de las historias con hilos que se van tejiendo juntos.

Sin duda, lo que más me ha enamorado de este libro —y, sí, digo enamorado porque estoy tan encantado con ello que volvería a releer esa parte— es el por qué del título del libro. No quiero hablar mucho sobre ello porque sería entrar en spoilers y, como entre, se nos eterniza esto. Solo diré que bendita cosmogonía que crea Javier Ruescas y que a mí se me gana muy facilmente, si me metes una leyenda. No, no os estoy haciendo spoilers porque hasta yo me lo olía venir desde que cogí el libro y leí el título. ¡Y no tenía ni idea de con la maravilla que me iba a encontrar! Todo es tan ♡ Me encanta como la ha liado el autor, ya está. Estoy deseando ver como lo resuelve todo y que más nos ofrece. Estaba muy desanimada con el libro y apunto de dejarlo (casi lo mismito que me paso con el primero, no conseguí engancharme hasta que la trama y los misterios me explotaron en la cara). Así que, sí, diré que la ambientación y la trama son los puntos fuertes de este libro —o esta trilogía—. Se ha creado una cosa muy bonita y la imaginación que desborda es alucinante. Pero tampoco voy a negar que los personajes y el estilo no me terminan de gustar. Seguí leyendo porque quería saber que pasaba y porque me gustaba lo que me estaban contando pero no cómo ni quién lo hacía.

No me parece ninguna novedad ni creo que introduzca nada que no se haya visto en ninguna otra parte y, sin embargo, tengo la sensación de no haber leído nada parecido. ¿Extraño? Mucho. Creo que es lo bien trabajada que esta la ambientación —me estoy poniendo pesada con esto pero que queréis soy un proyecto de historiadora, no podéis darme lo que pasó y condicionó nuestro presente (o el de la historia) y no esperar que necesite saber que pasa—. Creo que este libro tiene muchas posibles maneras de calar y gustar a la gente y depende de cada cuál. Mi problema radica en que lleva las expectativas muy altas, demasiado, y en la mayoría de los personajes.

¿Lo has leído? ¿Quieres tanto a Duna como yo? ¿Dime que no te gustaron las historias de la historia?


PD.- Empiezo a creer que si un libro me gusta mucho, saco todo lo malo de él (necesito quejarme de lo poquito que le faltaba para ser perfecto); y si un libro no me gusta tanto, digo cosas bonitas de él (¿será que necesito quedarme con lo bueno?). ¿Te pasa también?

miércoles, 20 de enero de 2016

Reto: Book and Movie (2016).



¡Buenas!

Hoy os traigo otro reto que quiero seguir este año y creo que es la mar de interesante. Lo encontré mientras visitaba algunos blogs y he descubierto que la propuesta viene de Beleth de Book Eater y se trata del reto: Book and Movie.

Este es un reto anual (por lo que, empieza el 1 de enero y acaba el 31 de diciembre) y solo es necesario leerse seis libros. ¿Bastante asequible, no? Lo atractivo de esta propuesta es que también hay que ver la adaptación cinematográfica. A mí me viene de perlas porque uno de mis propositos para este año es ver más cine, ¿no es una buena manera de motivarlo? Además, creo que es interesante ver las comparaciones que hacen entre libro y película. Yo también me voy a sumar a la idea de hacer una entrada con la reseña del libro y comentar qué me ha parecido la pelicula. ¡Ah! Y para estar todavía más conectado y ver los progresos de todos, se ha propuesto usar el hashtag #bookandmovie para ver los progresos de todos.

De momento, tengo intención de meter en este reto El club de la lucha porque llevo tiempo queriendo ver la pelicula, pero decidí leer antes el libro; y Ciudades de Papel para darle una nueva oportunidad a John Green. Aun así,  no sé si finalmente meteré estos dos en el reto o las seis opciones serán otras. Sea como sea, podréis ver mis progresos a lo largo del año en esta entrada y lo iré comentado por mi twitter. ¡A por ello!






  1.  

¿Alguien más se anima a participar?

martes, 19 de enero de 2016

Reseña: El sermón de fuego.


Título original: The fire sermon.

Autor: Francesca Haig.

Editorial: Minotauro.

Fecha de publicación: 2015.

Páginas: 416.

Primera parte de la saga.

Sipnosis {Click} 

Reseña sin spoilers.



Le tenía muchas ganas a este libro porque había visto muchas reseñas sobre él y la portada me encantó la primera vez que lo ví (creo que se ha colado entre mis favoritas y mira que tiene poca complejidad). Así que, sabía que tarde o temprano iba a caer entre mis lecturas. Me llamó mucho la atención la manera que tenía de partir a la sociedad (la estructuración de las nuevas sociedades en los libros distópicos es lo que más me llama) y me entró mucha curiosidad por el tema de los gemelos, uno perfecto y el otro erróneo. Además, como para estas cosas soy muy paranoica, quería saber si lo de alfa y omega tenía que ver con algo de principio y fin. De momento, esto sigue siendo un misterio y, desde luego, eso junto a muchas cosas más harán que este pendiente del segundo libro.

Tengo que reconocer que hubo momentos del libro que no me apetecía seguir leyendo. Me llamaba, sí, pero todo me resultaba tan condensado, tan igual y tan "una cosa detrás de otra sin parar" que la segunda parte del libro acabó agobiándome y haciendo que me quisiera tirar de los pelos. Sí, para mí, el libro está dividido en tres partes (quizá, la última pueda divirse en dos a su vez) y la del medio no me gustó. Entiendo que tiene una función y que está ahí por algo, pero creo que podía haberse hecho mucho más corta y lo único que a mi me hacia era sentir desesperación porque pasase algo o el asunto llegase a una parte. De hecho, en ese momento me desmotive tanto con el libro que estuve a punto de dejarlo. La primera parte, además, había llamado mi atención pero no me pareció la gran cosa de la que estaban hablando en las redes. ¡Pero, tranquilo! Ahí es cuando llega la tercera parte y salva la situación (y eso que el inicio de la tercera parte también fue un "oh, no, otra vez no"). Pero, en serio, ¡qué parte final! Eso es lo que consiguió que el libro me gustase, acabase disfrutando de la lectura y tenga muchas ganas de la siguiente parte. Francesca Haig sabe como llevar una trama sí, merece un voto de confianza. Y, bueno, quizá, hasta soy un poquito exagerada con eso de que el libro es denso, pero estoy de exámenes y lo último que me apetece es algo que se me haga pesado por mucha razón de ser que tenga.

Eso sí, todo se me hizo terriblemente predecible (salvo dos cosas y ya, por cierto, ¡vaya una de ellas!). Casi nada me sorprendió una vez que se presenta el mundo y sabemos por donde nos movemos, sabía lo que iba a pasar a continuación. Pero, también, es cierto, que esto tiene un por qué y es que la autora tiene todo tan bien pensado y todas las cosas están tan ligadas y bien hechas que es imposible no saber lo que va a pasar, si estás atento. Francesca Haig ha creado un mundo con mucha lógica, estoy segura que tiene sus propias leyes que no ha hecho falta que nos muestre a las claras y por las que ella se mueve al escribir y, desde luego, no va a usar un deus ex machina. Todo, absolutamente todo tiene sentido. Incluso, hubo una cosa que me chirrió y, al final, tuve que callarme la boca porque sí, señores, también estaba explicado. Así que, por favor, si has visto un cabo suelto a esta historia, dímelo. Estoy deseando escucharlo porque estoy alucinada con lo bien cogida que tiene la trama la autora.

¿Más? La manera de narrar de la autora no me ha gustado especialmente. Me parece que todo es una sucesión de hechos. Ahora pasa esto, ahora pasa lo otro, ahora lo siguiente y así. Todo es muy mecánico y, sí, la mujer tienen sus momentos buenos y hay algunos pasajes emotivos y geniales para leer; pero su manera de escribir no me ha terminado de enganchar. Posiblemente, eso sea lo que más me ha echado para atrás porque la trama está bastante bien (siempre y cuando no le da por contar todo al detalle y repetirse) y los personajes son fantásticos. En serio, los personajes son lo mejor de esta novela. Piper *_* La protagonista es muy creíble (pese a que como ocurre muchas veces en este tipo de novelas hay momentos que la dejarías caer tierra abajo, pero, tranquilo, solo cuando se vuelve cabezota) y los antagonistas están muy logrados. Y lo mejor de Cass es su actitud, no es que crea que las deban ser iguales, es que creen que lo son; y eso no es algo que se suela ver en novelas con sistemas parecidos. Además, te sientes cercano a todos los personajes y los amas y los odias a partes iguales sean alfas u omegas. Lo único más bien lo último que le critico a la autora es que no hace falta soltarle al lector tan a la cara las cosas ni repetirlas cincuenta mil veces. Los lectores son lo suficientemente listos para darse cuenta de lo que pasa con una vez que lo muestres, ni se lo digas, ni se lo repitas.

Sin embargo, y pese a todo, es un libro muy bueno y bien logrado, teniendo en cuenta todo lo que circula de este estilo en el panorama literario actual. Sí, sí, lo sé, he dicho más cosas malas que buenas del libro y, aún así, la nota va a ser muy alta y me ha gustado mucho el libro; supongo que soy como las noticias de la tele, que siempre hablan más de las cosas malas que de las buenas. O, puede, que los defectos que le he visto a este libro me han fastidiado tanto porque tiene muchísimo potencial y se lo quitan. Tengo muchas ganas de la segunda parte por ver como la enfoca y a dónde nos lleva. La sensación que te deja es lo que le hace sumar más puntos. Lo he considerado una buena lectura y si tienes intención de leerlo, hazlo, no vas a perder el tiempo. Yo, por mi parte, esperaré a la segunda parte para decidir si es un libro bueno más o, de verdad, tendrá el nivel que promete.


sábado, 16 de enero de 2016

Reto: Perdida en la biblioteca (2016)



¡Buenas!

Lo que traigo hoy no sé si es realmente un reto o no, pero lo llevó un par de años por mi cuenta y me parece que algo de reto sí que tiene. Así que me apetecía compartirlo y por si a alguien le apetecía sumarse. El nombre del reto es bastante orientativo, ¿imagináis ya de qué puede ir la cosa? Nunca lo he visto en ningún blog o canal de youtube, por lo que, no sé si alguien más lo hará o no.

La cosa es tan sencilla como ir a la biblioteca que tengas más cerquita (o que suelas frecuentar, vaya) y coger un libro al azar. Yo suelo escribir la primera signatura (la referencia que tienen todos los libros en las bibliotecas o archivos) que se me pase por la cabeza en un papel y, luego, buscar la más parecida o más cercana que haya en la biblioteca. Algo como 874.0 JUL, por ejemplo (para mi biblioteca, para otras puede que no valga), y echar un vistazo a ver si hay un libro con esa signatura (si no lo hay, busco dónde estaría este libro y elijo el que estaría delante o detrás). El reto requiere conocer un poco la biblioteca y el sistema de clasificación de cada una para no inventar una signatura que pueda no tener una referencia.

Otra variable que hacía, antes de conocer bien como iba el sistema de archivar, era ir con los ojos cerrados y pasar la mano por los libros hasta que me quedaba quieta en uno (por supuesto, este sistema no es tan discreto como el otro). También, se puede extrapolar a una libreria, pero yo lo suelo hacer en una biblioteca para que salga más económico (además, aunque muchas veces la cosa pueda salir muy bien, otras tantas el libro que sale puede no interesarte demasiado). Por mi parte, además, suelo tener la norma de que si el tomo que sale seleccionado es parte de una trilogía, saga o así, me muevo al primero. Y, si por casualidad, el libro que sale te lo has leído, elige uno de los que están pegando a él. Además, como puede que varios libros compartan la misma signatura (por tema de autor y similares en algunas bibliotecas), podrás elegir el libro entre ellos. ¡Y no hay más reglas!

Recomendaciones: Si usas el sistema de escribir una signatura al azar, echa un ojo bien a la biblioteca y omite las estanterias que corresponden a diccionarios, manuales y parecidos (por norma, general, las novelas suelen tener códigos parecidos y seguidos, es más sencillo, si sabes cuales son las primeras referencias; además, en algunos sitios hasta tienen separado todo por juvenil, extranjera y otas categorías). Y no des por perdido un libro, sé que a veces puede parecer que elegir algo por puro destino no ha resultado tan satisfactorio como nos gustaría, pero, ¡dale una oportunidad!

Yo este año voy a elegir cuatro libros de esta manera. Al menos, esa es la meta. Si escojo alguna más así, os lo haré saber. Llevaré el conteo de este reto en esta entrada para que se puedan ver los progresos y si lo seguis también, me encantará saber que libros os han salido *-*
  1. Botchan de Natsume Soseki. Reseña.
  2. ¿?
  3. ¿?
  4. ¿?
Como yo ya he ido a por el primero os lo comento aquí (y, quizá, también acabé poniendo como salió cada libro). La signatura que eligí al hacer esta vez fue N SOL rid (la biblioteca a la que fui tenía un sistema de clasificiación distinto al del ejemplo de antes) y no encontré ningún libro con esa signatura ni con N SOL así que miré los dos más cercanos. Salieron Botchan de Natsume Soseki y El Sr. Penumbra y su libreria 24 horas abierta de Robin Sloan. Del de Soseki no había oído hablar en mi vida y del de Sloan sí (le tengo mucha curiosidad pero casi todo lo que he oído no ha sido muy bueno). Me costó mucho decidirme pero, al final, me pudo el interés por leer algo de otra cultura (después de informarme parece que Botchan es "El guardian entre el centeno" japonés y el autor muy famoso por allí) y opté por el primero con la promesa de volver algún día a por el segundo. Y con su lectura estoy ahora mismo, no sé cómo seguirá la cosa pero, lo que llevo por ahora, me está gustando mucho.

¿Te animas? ¡Mucha suerte en el juego!

viernes, 15 de enero de 2016

Reto: Leamos a los Premios Nobel.


¡Hola, hola!

Vengo con otro reto que encontré la semana pasada en el blog de Divagaciones de una Poulain y propuesto por Nea Poulain. El reto Leamos a los Premios Nobel se describe a sí mismo, es leer un libro de cada galornado con el nobel de literatura. Lo bueno es que se trata de un reto atemporal porque si no menuda locura y se puede hacer poco a poco. Tengo que reconocer, que gracias a este reto me he enterado de que el nobel de literatura se lo dan al escritor en general y no por una novela exacta (que yo pensaba que era así), así que más libre todavía porque podemos elegir el libro que queramos del autor premiado. Y, como dijo Nea Poulain al presentarlo, el reto se sigue renovando porque cada año se añade un escritor más a la lista. Además, ya cuentan los autores que hayamos leído alguna vez, por lo que, no hace falta empezar de cero (o sí, como tú prefieras). Yo por mi parte ya voy a contabilizar los que he leído alguna vez y me pondré manos a la obra a partir de ahora. La verdad, es que estoy muy contenta con este reto porque es una excusa y un incentivo para leer a los reconocidos grandes de la literatura. ¿Te apuntas?

Yo voy a ir poniendo los que he leído ya y si están reseñados. No pondré la lista de los ganadores porque es muy fácil encontrarla por internet y, luego, esto se queda kilométrico. 

Lista Premios Nobeles leídos. 

1971 | Pablo Neruda | Veinte poemas de amor y una canción desesperada.
1962 | John Steinbeck | Los hechos del rey Arturo.

1957 | Albert Camus | El extranjero
1954 | Ernest Hemingway | Paris era una fiesta. 

jueves, 14 de enero de 2016

Reseña: Cumbres borrascosas.


Título original: Wuthering Heights.

Autor: Emily Brontë.

Editorial: Peguin Clásicos es la que yo tengo. Pero, al ser un clásico, está en muchas versiones.

Fecha de publicación: Diciembre 1847 fue la primera vez que vió la luz.

Páginas: 466.

Se trata de uno de los clásicos más conocidos de la literatura y, por mi parte, es el primero de las hermanos Brontë que leo.

Reseña sin spoilers.
 Con spoilers: Reacción al libro.


La verdad es que, aunque tenía pensado desde hace mucho echarle un vistazo a este libro, no entraba en mis planes leerlo esta navidad. Fue, más bien, cosa de pura casualidad y de amor a primera vista. Pasé a mi libreria favorita a buscar otro libro y resultó que no lo tenían. Pero (y gracias a este pero) me topé con una estanteria de estas giratorias que tenía la colección de Penguin Clásicos y a mí me parecen una preciosidad la mayoría (también está eso de que sean de tapa blanda y pequeños y me encanta este formato). Al final, acabé eligiendo Cumbres Borrascosas y ahora sé que fue una buena elección.

Cumbres Borrascosas es una tempestad. Hacía muchísimo tiempo que no me encontraba con un libro que tuviera tantos sentimietnos escondidos dentro y que me hiciera sentir tan contrariada y sobrecogida cada dos por tres. Es una historia dura con unos personajes muy profundos y crudos. Lo que más me ha gustado de este libro es la humanidad que desprende y, lo mejor, es que no solo habla de ese ser humano bueno y con sentimientos que te hacen querer seguir adelante; si no que nos presenta el lado más oscuro que puede alcanzar un individuo y, sorprendentemente, los destellos de bondad que puede haber alrededor. Me encantó que ningún personaje fue completamente bueno o admirable. Todos, y absolutamente todos, tenían algo que podia hacer que los odiases o te cayesen mal. Y eras tú el que elegías que hacer con ellos. Como ocurre en la realidad. Emily Brontë te da todos los defectos de sus personajes y te deja echarle un vistazo a sus virtudes cuando aparecen. Consigue que quieras a los personajes, que los sientas cercanos y, a la vez, que prefieras que sean solo seres de ficción. Sí, los personajes es lo que más me ha cautivado de esta lectura y me podría extender mucho más sobre ellos. Heathcliff es, sin duda, el que más me ha fascinado por todas las sombras que tiene. Creo que nunca me había encontrado con un personaje como él o, más bien, si pudiéramos clasificarlo en algún grupo sería el mejor trabajado y desarrollado que he visto. Y no me enrollaré más en este aspecto, ¡me han encantado los personajes! Ójala, encontrasemos más a menudo personajes tan bien hechos, tan reales y tan poco perfectos.

La historia que cuenta el libro es tan conmovedora como repulsiva. Y, sí, digo repulsiva porque es una realidad muy cruda y muy bien expuesta. De hecho, me ha sorprendido mucho teniendo en cuenta la época y la manera que tiene la autora de tratar muchos aspectos. Las páginas son capaces de teletransportarte a aquel lugar que describe, aunque, he de reconocer, que muchas veces la historia se hace tediosa y hay algunas escenas que, en mi opinión, sobraban. A veces tenía la sensación de que trozos que nos contaba no tenían ninguna relevancia para la historia, lo único que hacían era reafirmar algo que ya habíamos visto. Aun así, y pese a los ratitos que se podia hacer más tediosa y engorrosa, la lectura es muy ágil y atrapa. Eso sí parece que te dan una gran cantida de información y te embotas y, luego, en relidad, tampoco te ha dicho tanto. Mientras leía me ha recordado varias veces a El cuento número trece. Quizá, por la forma en la que está narrado (la señora Dean contando lo que ocurrió en el pasado) y por el tono oscuro que tenía la historia. Por lo demás, los sucesos enganchan y te mantienen con el pensamiento en el libro continuamente. Sientes las mismas ganas de seguir sabiendo que el señor Lockwood por mucho que te horroricen algunas de las cosas que lees.

La manera en la que Emily Brontë trata las pasiones humanas, el rencor y la venganza es brillante. Cada cosa en la historia es tangible, podría tratarse de una historia real perfectamente. Es asombroso lo que consigue con tan pocos personajes y en un escenario tan reducido. Es un libro que te mantiene suspendido, no te requiere la necesidad de tenerlo entre las manos al instante pero tampoco te deja tranquilo hasta que lo acabas. La narración iba totalmente de acuerdo a la trama y los personajes. Está todo muy bien estructurado y resulta muy llamativo. Ahora, si quieres algo de acción, olvidate. Es una historia lenta y a la que hay que echarle tiempo. No sucede nada explosivo por muy violentas o crudas que se puedan poner las cosas, y el movimiento parece estar (perfectamente) encorsetado.

Es un pena que Emily Brontë no escribiera nada más y me ha dejado con las ganas de seguir leyendo algo que escribieran sus hermanas para ver si siguen la misma línea que ella. El libro ha sido un buen descubrimiento. ¿Y tú? ¿Has leído Cumbres Borrascosas o planeas hacerlo? ¿Qué te parece el libro? ¿Alguna recomendación para seguir con los libros de las hermanas Brontë?